Una de las premisas fundamentales que debemos tener en cuenta para mostrarles a nuestros [email protected] y [email protected] que son talentosos es fomentar la creatividad.

Muchas cosas que obtenemos en esta vida son un proceso de fe, perseverancia y actitud, ya sea un proceso educativo, profesional, religioso, deportivo o social. Por lo tanto, el que nuestros [email protected] y [email protected] comprendan que tienen un talento en su interior también es un proceso. No podemos llamar a un niño de seis años y decirle: “Hijo, no te preocupes por nada, tú tienes un talento, lo encontrarás y serás alguien en esta vida”. No, por desgracia esto no funciona así. El encontrar un talento es un proceso lento y costoso de experimentar y sentirse bien a la vez. Yo tardé 28 años en encontrarlo.

Se ha escrito y se ha estudiado durante muchos años sobre la creatividad. Sintetizando al máximo separaría en dos vertientes las opiniones que existen sobre el concepto de la creatividad:

Hay historiadores que señalan que algunos niños tienen la suerte de ser creativos y otros no. Otros estudiosos creen que todos los niños son creativos, cada uno en un ámbito diferente. La diferencia radica en que a unos se les anima a ser creativos y a otros. Uno de los casos más claros lo vivencié en un torneo multiplicado por 14.

Creo que la creatividad de un niño florecerá si se le estimula desde el hogar o desde la escuela, existiendo 5 indicadores básicos para detectar la creatividad. Por desgracia, en muchas ocasiones se les enseña a vivir a salvo, a evitar los riesgos de hacerse daño, a conformarse, a amoldarse, a ser uno más en el grupo, una oveja más en el rebaño, a andar de puntillas por la vida en vez de bailar y correr por ella, y en consecuencia, no son conscientes de lo grandes y creativos que pueden ser cada uno de ellos. Por este motivo, debemos evitar 13 errores que nos impiden encontrar el talento.

No queremos transmitir que debamos ser demasiado permisivos con nuestros [email protected] y [email protected] El niño creativo no es malcriado. La creatividad no significa irresponsabilidad, significa aplicar los propios pensamientos e ideas de uno mismo a cualquier problema o actividad en la vida, sin preocuparse por lo que piensen los demás. Para ayudarte a conseguirlo te ofrecemos 7 tips para educar en creatividad.

Como educador hay un sueño que se repite muchas noches en mi cabeza: a los niños que se les permite y anima a ser ellos mismos brillan como el sol de mediodía. Criar a tus [email protected] y [email protected] en la creatividad no requiere de ti más tiempo ni energía, sólo una actitud distinta, una actitud creativa.