Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

Para Recibir Primero tienes que Dar

Para_Recibir_Primero_tienes_que_Dar

“El que da, recibe”. Descubre si lo aplicas con eficacia y eres correspondido por ello.

Por suerte o por desgracia, en mi vida laboral he dado bastantes vueltas en diferentes ámbitos relacionados con la educación. Algunos podrían pensar que por desgracia pero después de lo vivido, me atrevo a decir que ha sido por suerte. Pero siempre he tenido una premisa, una ley no escrita que siempre me ha funcionado: “Desde el minuto uno tienes que dar el 100 % de ti mismo”. Haz todo lo posible por conectar con tus compañeros y con tus alumnos; por adaptarte al modo de trabajo; por encajar las dificultades y facilidades de la organización del centro. Y además, en el menor tiempo posible. Todos los días me pregunto: ¿Cómo voy a esperar que mis alumnos rindan al 100 % si yo no lo hago?

Me gusta ser una persona que da a los demás, una persona que hace su trabajo lo mejor que sabe y puede, y además, facilita el trabajo a los otros. No espero recibir nada a cambio aunque a todos nos gusta ser reconocidos con un mínimo gesto, un simple gracias, un suave golpecito en el hombro o una mirada de aprobación. De bien nacido es ser agradecido. Pero “el recibir” va mucho más allá de las palabras, del contacto o de la mirada porque “el dar” te puede aportar cosas más valiosas.

Recuerdo un sábado por la mañana que salí a hacer unos recados y en menos de diez minutos ayudé a tres personas. Una señora de mi calle me pidió que le entrara unas garrafas de agua a la entrada de su casa. Al girar la esquina, otra señora me pidió que le ayudara a subir la persiana de su comercio. Unos metros más adelante recogí el bastón que le acababa de caer a un señor. Me pilló joven, no sabía que el destino me devolvería algún día estas acciones con la misma moneda. Como cita Máximo Décimo Meridio en la película Gladiator:

“Todo lo que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad”

¿Dar y recibir es lo mismo? Cuando hago un favor, lo hago por ayudar y por exprimir mi faceta de “dar”.  Aunque esta idea me lleva a otra. Se muy bueno dando, pero se excelente recibiendo. ¿Qué quiero decir con esto? Cuando por ejemplo nos hacen un cumplido o nos regalan algo, solemos ser bastante mediocres recibiendo: “¿yo bien peinada?”, “pero si lo he hecho por gusto”, “no me des nada, a la próxima”… Si eres bueno dando tu 100% a diario te aconsejo que recibas con satisfacción, porque es el premio de tu previa donación.

Sin embargo, tengamos presente que todo lo bueno tiene su fuerza opuesta, como el yin y el yang. Me refiero, que al igual que recibimos aspectos positivos de los demás que nos benefician (amor, placer, agradecimientos, feedback…), también podemos recibir palos si nuestra actitud es todo lo contrario a lo que estoy intentando transmitiros. Quien siembra vientos, recoge tempestades.

Es más, esta actitud de dar a los demás no te asegura que lo que vayas a recibir sea positivo. ¿Os ha venido a la cabeza alguna situación en la que no habéis obtenido la respuesta esperada? No reneguéis de esa situación, aprovechadla para seguir creciendo como personas. Que un desengaño no sea un obstáculo insalvable. Rodeadlo y seguid vuestro camino.

Para concluir, considero que estamos de acuerdo en que dar a las personas de las que recibes es lo fácil, pero ¿cómo actuar frente a esas personas que solo reciben y está en su naturaleza no dar? Es decir, dar sin recibir nada a cambio. Eso es lo complicado. Tengamos claro que estos ofrecimientos hacia el prójimo no deben salir con la intención de obtener beneficios propios, sino que deben salir de dentro, del corazón. Es más importante dar que recibir. Y si no recibes lo esperado, tranquilo, tarde o temprano te llegará la recompensa.

“Si no lo haces de corazón, hazlo por el dulce egoísmo de ayudar”

Juan Rey

Recuerda que estos aprendizajes de vida son para que mejores y crezcas como persona. Pero no olvides el valor de transmitirlo a tus hij@s porque son las personas que más te importan y debes prepararlas, ya no para el futuro, sino para el presente.

Maestro de Educación Primaria y Educación Física.

Suscríbete a nuestro Boletín

y llévate Gratis las “10 Ideas para Conectar” con aquellos que están a tu alrededor.





En nuestro boletín newsletters avisamos a nuestros suscriptores de nuevos contenidos, cursos y eventos. Prometemos no ser pesados ni hacer spam. Además para suscribirte deberás re-confirmar tu suscripción mediante un enlace que te llegará al email facilitado. Gracias.