Conoce los conceptos económicos básicos, apréndelos de una forma sencilla y ponlos en práctica para educarte a ti y a tus hij@s y alumn@s financieramente.

Existen conceptos sociales, alimenticios, humanos, profesionales, etc., pero sobretodo, econónimos y financieros, en los que nuestros hij@s y alumn@s van a convivir desde la infancia hasta el final de sus vidas y que, por desgracia, no vienen incluidos en ningún sistema para ser explicados de una forma clara, sencilla y divertida.

Por ello, os cito una serie de nociones económicas que creo que son esenciales dominar para hacer frente a la vida real, una vida que muchas veces menospreciamos, financieramente hablando.

Los conceptos están descritos de forma clara y sencilla, es decir, para trabajarlos y transmitirlos de forma atractiva a nuestros hij@s y alumn@s desde hoy mismo. ¿Estáis dispuest@s a conocerlos, a aprenderlos y a ponerlos en práctica?

Ingreso. Existen tres tipos de ingresos:

  • Ingreso ordinario. Por lo general, es el dinero de la nómina o dinero de comisiones o tarifas que percibimos por trabajar en una empresa. Digamos que es nuestro salario.
  • Ingreso de portafolio. Es el dinero que reciben inversores por inversiones en bolsa, divisas, casas, negocios, etc. Es decir, dinero que reciben por comprar a bajo precio y vender a un precio mayor.
  • Ingreso pasivo. Dinero que se recibe por activos, como por ejemplo, viviendas alquiladas, patentes, derechos de autor, regalías, etc. En resumen, dinero que trabaja para uno mismo.

Gasto. Cualquier situación donde se tenga que entregar dinero del bolsillo para adquirir un producto o servicio.

Activo. Son bienes o servicios (negocios, patentes, viviendas, derechos de autor, etc.) que ponen dinero en el bolsillo habiendo trabajado para conseguirlo un periodo de tiempo determinado (1 día, 1 mes, 3 años…). Pero que después de haber trabajado durante ese periodo determinado, ese activo produce ingresos ilimitados de por vida. Por ejemplo: un libro, una patente, un vídeo en YouTube, derechos de autor o regalías por mercadeo en red.

Pasivo. Son bienes o servicios (un coche, una casa, un barco, electrodomésticos, clases de chino, etc) que hacen que salga dinero del bolsillo. Hay que tener una cosa clara, cualquier situación en que un pasivo no tiene asociado un activo para paliar esa salida de dinero es financieramente errónea, ya que se tendrá que paliar esa salida de dinero mediante trabajo, esfuerzo y sudor.

Deuda. Aunque la mayoría de las personas no lo sepa, existen dos tipos de deuda. La deuda buena es la que hace ganar dinero y la deuda mala es la que hace perder dinero. Veamos dos ejemplos.

  • Deuda buena. Adquirir un préstamo o crédito del banco para comprar una casa, pero esa casa se alquila. Dicho alquiler paga la deuda y aparte se reciben unos ingresos netos.
  • Deuda mala. Adquirir créditos para tan solo comprar caprichos: televisores de última generación, joyas, viajes, coches, apartamentos, etc. Como es natural, estos caprichos no producen ningún ingreso ni beneficio.

Inversión. Emplear dinero, conocimientos o técnicas para recibir en el futuro un tipo de ganancia.

Ganancia. Es cualquier beneficio que se obtiene, ya sea económico, educativo, personal… y que permite aumentar la situación actual de una persona en diferentes ámbitos.

Negocio. Ocupación, actividad o trabajo que se realiza para obtener un beneficio. Especialmente consiste en realizar operaciones comerciales, comprando y vendiendo mercancías o servicios. Aclarar que los negocios siempre son un deporte de equipo. Quién tiene mejor equipo gana.

Impuestos. Cantidad de dinero que se paga al Estado o Comunidad Autónoma para financiar los gastos del propio Estado y los servicios públicos.

Flujo de efectivo. Dinero que produce algún activo que va directo al bolsillo o cuenta bancaria.

Estos podrían ser algunos de los conceptos sencillos y básicos a tratar y experimentar con nuestros hij@s y alumn@s desde pequeños. Conceptos que, en alguno de los casos, ni los adultos saben que significan y que tratan con ellos a diario, ya que esta educación financiera no se trabaja en escuelas y hogares. Lo importante es que mediante juegos y experiencias adquieran responsabilidades desde bien temprano y sepan decidir de forma crítica qué es lo que les conviene en cada situación.