Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

13 Errores que Impiden Encontrar el Talento

acciones-que-impiden-encontrar-talento

¿Qué acciones debemos evitar?

Hay situaciones en las que sin darnos cuenta tanto familias como docentes interferimos en la estimulación de nuestros hij@s y alumn@s de manera negativa, creando en ellos un gran problema de creencias.

Por este motivo tenemos la necesidad de citar algunas situaciones en las que mantenemos una relación errónea con nuestros hij@s y alumn@s. ¿Qué debemos evitar?

  1. Desanimar las preguntas que hacen los niños, ignorando los persistentes “¿por qué?”, o hacerlos callar diciéndoles que eso no es de su incumbencia, no tienen porque saberlo, ya se lo dirás más tarde, etc.
  2. Enseñarles a estar siempre en el lado seguro y evitar los riesgos a toda costa. Situaciones como, “no te subas ahí arriba que te caerás”, “no hables con extraños (si no hablaras con extraños, nunca conocerías a nadie)”, “estudia algo que tenga salida”, “profesionalmente tu hobbie no te dará de comer”, “saca buenas notas, ve a la universidad, consigue un trabajo seguro y olvídate de soñar.”
  3. No tomarte tiempo para estar con tus hijos cada día. No estar por estar, sino, conversar, preguntar, explicar, ayudar, pedir consejo…. Eso es fomentar una relación. Haz partícipe a los niños de tu vida diaria y te darás cuenta de lo creativos que son.
  4. Olvídate de prestar demasiada atención a no salirse de la raya cuando colorean, cuando escriben, el color con que pintan los animales o como cuentan de diferente su cuento favorito, y pregúntales sobre ello: ¿Cómo te gustaría que fuera esto? ¿Qué cambiarías de este juego? ¿ Por qué te resulta esta regla del juego aburrida?
  5. Castigarles por decir la verdad. No es lógico que le preguntemos a un niño lo que ha hecho y por decirnos la verdad lo castiguemos. Busquemos una solución, ya que esto fomentará que en el futuro no nos mienta. Creemos el arte de la sinceridad.
  6. Enseñar a los niños que no confías en sus opiniones porque son demasiado pequeños o inmaduros para tener en cuenta su punto de vista.
  7. Vigilarlos constantemente e interferir en sus juegos imponiéndoles consejos, reglas y restricciones.
  8. Darles una cantidad excesiva de juguetes y llenarles la vida de caprichos para mantenerlos ocupados. Todos sabemos para qué compran la mayoría de padres y madres tabletas y dispositivos de última generación. No hace falta entrar en detalles.
  9. No darles la oportunidad de estar solos cada vez que lo decidan.
  10. Tomar la posición de que los niños están equivocados y los adultos tienen la razón en cualquier discusión que se entable en su vida.
  11. Forzarlos a formar parte de equipos deportivos desde muy temprano y destacar que están aprendiendo a ganar.
  12. No elogiar sus inventos “insensatos” o soluciones únicas.
  13. Limitar las ganas de un niño por aprender más, como es el caso del niño que participó el tornero multiplicado por 14.

Estas acciones a evitar no significan que debemos obsesionarnos a la hora de educar a nuestros hij@s y alumn@s, pero sí que debemos empezar a darnos cuenta que es lo que les beneficia. Muchas veces, evitar es ganar.