Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

5 Claves para Adaptarnos a la Rutina

Mes de los inicios, mes de la ilusión por nuevos proyectos, mes del cambio, mes del crecimiento, mes de la vuelta al cole.

Septiembre es el mes en el que dejamos de lado el periodo estival para adentrarnos en la rutina de nuestra zona de confort.

La zona de confort que necesitamos para sentirnos seguros y protegidos, para evitar la incertidumbre y para saber que controlamos nuestra vida. Mucho se habla de la salida de la zona de confort, pero no se habla de lo bien que estamos en nuestra zona de confort. No podemos estar siempre al límite, mirando el riesgo de cerca, es necesario aumentar la calma y el bienestar desde el control, desde la seguridad.

Y eso es precisamente lo que necesitan los niños y las niñas: Madres, Padres, Profesores, Profesoras, Tutoras y Tutores que les aporten Seguridad y Confianza. Y todo con mayúsculas porque somos sus REFERENTES y como tales debemos sentirnos importantes en su educación y responsabilizarnos de nuestro rol. Enseñarles que la vida está llena de momentos placenteros y que la rutina nos aporta un bienestar que nos ayuda a ser más felices.

¿Qué pasaría en tu vida si cada mañana te despertaras y no supieras a dónde vas? ¿Y si no supieras con quien vas a estar o qué es lo que vas a hacer? ¿O si cada mañana te despertaras en un país diferente? Pues sería muy raro, ¿no crees? Sí, nos adaptaríamos porque somos camaleones de nuestro tiempo, pero ya te digo yo que el nivel de ansiedad se elevaría notablemente.

“La vuelta al cole” es una manera de decir “vuelve a tu estabilidad”, vuelve a tu aprendizaje formal, vuelve a desempeñar una tarea remunerada o a tus tareas diarias, vuelve a tus horarios, vuelve a tu casa…

Los niños y las niñas son personas en edad de crecimiento y aprenden a cada paso que dan, si nosotros como adultos les hacemos partícipes de la rutina aumentaremos la confianza en sí mismos/as y la participación en el control de su vida.

Septiembre es un mes de cambios, de cambios meteorológicos, cambios de clase, cambios de curso, cambios de actividades extraescolares, cambios de horarios con respecto a los meses de verano y la adaptación de los mismos es cuestión de tiempo… Necesitamos que pasen los días para volver a nuestra rutina, para asentarnos en nuestra zona de confort.

Nuestros hijos e hijas se adaptan muchísimo más rápido que nosotras/os los cambios y depende de cómo actuemos nosotras/os ellos se sentirán mejor o peor.

Si actuamos desde la calma y la confianza, si nos organizamos bien y no nos dejamos llevar por las prisas, el miedo o la inseguridad, entonces nuestros hijos e hijas, nuestras alumnas y nuestros alumnos también aprenderán a actuar desde la calma y la confianza.

Las 5 CLAVES PARA HACER UNA ADAPTACIÓN A LA RUTINA de forma adecuada y positiva son:

1.- Conocer que va a pasar a partir de ahora. El colegio, la escuela infantil, los horarios, los compañeros/as, los/las profesores/as, las actividades extraescolares… Saber dónde, cuándo y con quién vamos a estar disminuye la incertidumbre y aumenta la seguridad.

2.- Organizar el tiempo con horarios semanales junto a toda la familia. Un mural con los días de la semana y las actividades obligatorias y voluntarias a realizar, favorece la motivación por realizarlas (al igual que el horario de las asignaturas de la clase).

3.- Fomentar la reunión familiar semanal. Los domingos por la tarde se puede llevar a cabo una asamblea familiar para que cada miembro de la familia responda a las siguientes preguntas: ¿qué es lo que más te ha gustado de la semana?, ¿lo qué menos?, ¿con qué momento te quedas? ¿qué problemas has tenido? ¿cómo los has solucionado? ¿qué has aprendido?…

4.- Practicar la relajación. Aprender a disfrutar de los momentos de calma, aprender a ser conscientes de como respiramos y controlar nuestra respiración nos ayuda a tranquilizar el cuerpo y la mente. Técnicas basadas en el Mindfulness, Respiración Diafragmática, Yoga, Taichi o Meditación… Pueden ayudarnos a disminuir la intensidad emocional y favorecen nuestro bienestar.

5.- Buscar actividades placenteras para realizar durante la semana. Las personas necesitamos hacer cosas que nos gusten, que nos diviertan, que nos motiven, que nos interesen, que nos enriquezcan. Si utilizamos un tiempo determinado a la semana para este tipo de actividades aumentaremos nuestra felicidad y la de los que están a nuestro alrededor. Es bueno inculcar a los niños y a las niñas la pasión por hacer algo que les gusta.

Feliz vuelta a la rutina…

Psicóloga especialista en atención a la infancia y a la familia.

Madre, educadora infantil y experta en inteligencia emocional, crianza y apego infantil.

Puedes saber más en www.inmatuset.com y en www.emocionante.es

Suscríbete a nuestro Boletín

y llévate Gratis las “10 Ideas para Conectar” con aquellos que están a tu alrededor.





En nuestro boletín newsletters avisamos a nuestros suscriptores de nuevos contenidos, cursos y eventos. Prometemos no ser pesados ni hacer spam. Además para suscribirte deberás re-confirmar tu suscripción mediante un enlace que te llegará al email facilitado. Gracias.