Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

6 Claves para tener una Reunión Familiar

claves_para_tener_una_reunion_productiva

Te propongo 6 claves novedosas para que tus reuniones familiares sean más amenas y efectivas.

Si sólo con decir “reunión familiar, tenemos que hablar” sale de la boca de tus hij@s un buff, tienes un problema. Teniendo en cuenta que nuestra familia es como una pequeña empresa busca la novedad para despertar la curiosidad y mejorar la atención. Si quieres que tu familia se consolide y tenga éxito, es inevitable realizar reuniones diferentes y de forma novedosa con las personas implicadas, a modo de empresa, ya que una familia no deja de ser un equipo con un fin en común. Todos y cada una de sus miembros aporta su granito de arena, hasta la mascota. Lee con atención estas pautas y mejorarás la eficacia de estas reuniones familiares.

1.- Avisa con tiempo a los asistentes.

En el caso de una reunión familiar, avisa a todos los miembros de la familia con antelación. Puedes buscar un lugar visible de la casa y colgar un cartel original para que llame la atención de tus hij@s. O si ya disponen de móvil, también les puedes enviar una mensaje divertido por las redes sociales. En esa nota indica el día, la hora y el lugar de la reunión. Al mismo tiempo, incluye los puntos a tratar. De este modo todos tendrán tiempo de pensar ideas o soluciones para aportar en la reunión. Además, si propones una merienda, comida o una cena especial, seguro que vienen más motivados y con una buena actitud.

2.- Elige un horario oportuno.

Piensa que si los participantes están cansados es difícil que atiendan y que su cerebro esté despejado para asimilar información y poder participar. ¿La mejor hora? Pues dependerá de si queremos mejorar la asistencia o mejorar el rendimiento. La asistencia mejora con reuniones por la tarde. El blog publicitario LifeHacker estableció, tras una encuesta a más de 100.000 personas, que los martes a las tres de la tarde era el mejor momento con mayor disponibilidad para programar una junta. Mientras que para mejorar el rendimiento, es mejor por la mañana. Y si es antes de la hora de comer, mucho mejor.  Todos tienen hambre y se demora menos tiempo. Piensa en todos los miembros de tu familia para establecer un hora.

3.- Exige asistencia y puntualidad.

Predica con el ejemplo y sé el primero en llegar y el último en marcharte. Deja pasar cinco minutos de cortesía y empieza la reunió. Si algún miembro de la familia no puede asistir o se retrasa por un motivo justificado discúlpalo delante de los demás sin entrar en detalles. En caso contrario, es decir, sin motivo justificado, nunca lo recrimines delante de los demás. Mantén una reunió privada con él o ella, haciéndole entender la importancia de la asistencia y de la opinión de cada miembro de la familia.

4.- Busca un lugar adecuado.

Intenta que la sala esté bien acondicionada: sillas cómodas, mesa redonda o rectangular para que todos los asistentes se puedan ver las caras, temperatura agradable, buena iluminación, a ser posible con luz natural, y buena acústica. ¿O por qué no buscar alternativas? No hace falta que sea en el comedor o en la cocina de tu casa, puedes reunirte en un bar o en una terraza mientras os tomáis un refresco o un café. La finalidad es buscar un clima agradable.

5.- Toma la batuta de la reunión.

Plantea los puntos uno a uno. No pases al siguiente punto hasta que no quede claro el que estéis tratando. Da los turnos de palabra, escucha mirando a los ojos del interlocutor, limita el tiempo de cada participante pero deja que cada uno explique aquello que quiera decir. Y sobre todo, evita las anécdotas personales que no importan a nadie. Por último, agradece la participación de todos.

6.- Anota todas las conclusiones.

Al finalizar la reunión pasa todas las notas a limpio y envíales el documento a todos los asistentes. Al ver su nombre o sus ideas escritas en el acta se van a sentir implicados e importantes. Puedes utilizar el mismo lugar donde colgaste la convocatoria de la reunión u otro mensaje por redes sociales para anotar las conclusiones a las que se han llegado. Otro beneficio de recoger lo hablado por escrito es que queda constancia de todo aquello que se ha dicho y siempre podrá revisarse para salir de dudas.

Con estas sencillas claves para preparar una reunión de familia, evitarás la pérdida de tiempo y ganarás la implicación de los presentes aportando sus ideas. Al fin y al cabo las carencias de algunos son suplidas por las abundancias de los otros. Todo son beneficios: personas implicadas y reuniones provechosas.

Recuerda que estos aprendizajes de vida son para que mejores y crezcas como persona. Pero no olvides el valor de transmitirlo a tus hij@s porque son las personas que más te importan y debes prepararlas, ya no para el futuro, sino para el presente.

Maestro de Educación Primaria y Educación Física.

Suscríbete a nuestro Boletín

y llévate Gratis las “10 Ideas para Conectar” con aquellos que están a tu alrededor.





En nuestro boletín newsletters avisamos a nuestros suscriptores de nuevos contenidos, cursos y eventos. Prometemos no ser pesados ni hacer spam. Además para suscribirte deberás re-confirmar tu suscripción mediante un enlace que te llegará al email facilitado. Gracias.