Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

Cómo transmitir Nociones Económicas de forma Atractiva

educacion-financiera-hijos

Conceptos, técnicas y metodologías a seguir para que nuestros hij@s y alumn@s tengan competencia financiera.

¿Se trabaja en escuelas y hogares la educación financiera? Existen diversas técnicas y metodologías para enseñar educación financiera, así como todo tipo de conceptos que al tiempo que se aprenden, te diviertes y te benefician. Lo que sí que tenemos que tener claro es que deben ser actividades motivadoras utilizando recursos y métodos variados.

A continuación os muestro algunos ejemplos de actividades que podemos realizar con nuestros hij@s y alumn@s para que adquieran noción de lo que verdaderamente es estar educado financieramente.

  • Hablar de todo tipo de situaciones financieras que acontezcan tanto en el hogar como en la escuela: deudas, ganancias, negocios, inversiones, oportunidades, gastos, etc. Lógicamente se debe tener en cuenta la edad de los jóvenes, y explicar y argumentar el por qué de todas las decisiones que tomamos.
  • Dar responsabilidades financieras en el hogar. Por ejemplo, podéis realizar con vuestros hij@s el presupuesto semanal de la compra familiar con una cantidad de dinero determinada. Sugiero que al principio estas actividades sean tuteladas, pasando poco a poco a que simplemente sean supervisadas.
  • Registrar los ingresos y gastos diarios mediante hojas de cálculo, aplicaciones para dispositivos móviles u otros sistemas para ser conscientes de los beneficios o pérdidas que se han obtenido a final de mes.
  • Ayudar a realizar la Declaración de la Renta mediante un programa informático, para que cuando tengan un empleo sean capaces de hacerla por sí solos.
  • Hablar de los impuestos. Evitad inculcar la idea de que los impuestos son siempre “malos”, ya que si se saben las reglas del juego pueden ser muy beneficiosos.
  • Conocer los cuatro tipos de remuneraciones que hay para obtener un ingreso: empleado, autónomo, empresario e inversor; y así, empezar a orientarles en su futuro académico y laboral. Del mismo modo, sería interesante que conozcan paulatinamente las diferentes cargas impositivas que tienen cada uno de los ingresos, ya que son muy diferentes.
  • Mostrar los ingresos que ofrece el crear activos de forma sencilla, clara y atractiva: bienes raíces, patentes, derechos de autor, negocios, inventos, regalías, etc. Es muy gratificante trabajar durante un periodo determinado de tiempo, y luego recibir regalías sin límite por dicho trabajo realizado.
  • Educar mediante juegos didácticos que permiten entrar en el mundo financiero, como por ejemplo Cashflow para niños de Robert Kiyosaki, Sorprendedor de Sergio Fernández, El camino de la vida, el Monopoli, etc.
  • Enseñar a programar mediante propósitos, metas y submetas para obtener ganancias y éxitos consolidados.

El aprender con metas nos permite ir consiguiendo logros paulatinamente, de pequeños a grandes en una sucesión lógica y medible. Aunque como bien cita José Ballesteros, escritor, conferenciante y formador en su libro “El Reto”, para que una meta sea correcta ha de ser retante, una meta que te cueste conseguir, que te obligue a un esfuerzo. Aunque para evitar que sea inalcanzable ha de ser factible, debe poder realizarse. Ha de ser medible, pues si no lo podemos cuantificar en ciertos momentos imaginaros la constante frustración a la que estaríamos expuestos. También ha de ser específica en su planteamiento; temporal, ya que tiene que tener una fecha de cumplimiento; y oportuna, es decir, consecuente con tus valores, principios éticos y morales.

Transmite a tus hij@s y alumn@s la importancia de crearse metas, ya sea en educación financiera o cualquier otro contenido a trabajar. Ya que en esta vida, o te marcas tú tus propias metas o te las marcan otros.