Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

Un Viaje por el Cerebro de nuestros Hijos

inteligencia_interpersonal_inteligencia_intrapersonal

Los caminos en la comunicación emocional, educativa y afectivo-sexual.

¿Se imaginan empezar a construir una casa por el tejado? Sí, sí, construir alturas sin tener unas buenas bases. Esta idea planteada en un plano concreto, como puede ser una casa, puede parecer descabellada, pero ¿qué ocurre si de lo que estamos hablando es del cerebro de nuestros/as hijos/as?, ¿o de ese cerebro maduro (o no tanto), que poseemos los adultos, a pesar de que un día dicho cerebro también fue niño/a?

Bien, resulta igual de descabellado, lo único que a veces no sabemos qué está ocurriendo, parece que niños/as y adultos hablemos idiomas totalmente diferentes. Pero hay un aspecto clave que tenemos que tener muy claro: sin el mapa del cerebro del niño/a no vamos a saber orientarnos en el laberinto de las rabietas, autoestima, escucha, comprensión y expresión emocional.

Por ejemplo, si nuestro/a hijo/a no atiende a nuestra demanda para dejar de jugar, porque tenemos prisa para ir al colegio, y se enfada, tenemos que entender que le invade la emoción y que puede que sus habilidades para razonar todavía no estén lo suficientemente desarrolladas.

El cerebro es nuestro ordenador central. Desde mucho antes de nacer ya lo estamos cuidando, y es por ello que debemos prestarle atención en todas las fases de la vida de una persona. En la infancia y adolescencia sobre todo, que es cuando más cambios se experimentan. Es como aprender primeros auxilios en cuanto al funcionamiento del cerebro, ya que cuando sabemos comunicarnos con el cerebro de nuestros hijos/as, estamos invirtiendo en salud mental.

Si avanzamos un poco más en la escala evolutiva, en la adolescencia comienzan las primeras relaciones afectivas y, en muchos casos, también sexuales, por lo que hay que tener en cuenta los cambios hormonales que sufre nuestro cerebro, dirigiendo con rumbo incierto nuestras relaciones afectivas y sexuales con los demás.

La sociedad avanza a paso de gigante en la búsqueda de información, y más aún desde que cuenta con la potente herramienta de Internet y las redes sociales, sin embargo, ¿quién se encarga de validar las emociones de nuestros/as hijos/as o de filtrar el constante bombardeo de mensajes sexualizados que reciben nuestros/as hijos/as?, ¿quién los clasifica y los envía ordenados, atendiendo al nivel de desarrollo en el que se encuentran sus cerebros para poder procesarlos?, ¿cómo podemos ayudarles para que sean críticos con lo que quieren y lo que no quieren en sus experiencias afectivas y sexuales?

En consecuencia, es necesario que tanto padres y madres, como profesionales relacionados con la educación, conozcamos el funcionamiento y desarrollo del cerebro, para poder ofrecer información y respuesta adecuada a los/as menores. Tan importante es la información que ofrecemos como la forma en que la transmitimos, la comunicación con ellos debe ser cercana y accesible, sin tabúes ni miedos.

Yara Más GiménezPsicóloga Habilitada. Infancia, Adolescencia y Familia.
Carla Ibáñez Nava – Psicóloga General Sanitario, Sexóloga y Terapeuta de Pareja.

Suscríbete a nuestro Boletín

y llévate Gratis las “10 Ideas para Conectar” con aquellos que están a tu alrededor.





En nuestro boletín newsletters avisamos a nuestros suscriptores de nuevos contenidos, cursos y eventos. Prometemos no ser pesados ni hacer spam. Además para suscribirte deberás re-confirmar tu suscripción mediante un enlace que te llegará al email facilitado. Gracias.