Saltar al contenido
Conecta con tu Hijo

Actividades extraescolares: 3 errores a evitar

¿Tenerlos ocupados tanto tiempo favorece su desarrollo? La elección de actividades extraescolares es mucho más importante para nuestros hij@s de lo que pensamos. Es fácil cometer tres errores que pueden perjudicar su formación.

Se acerca el mes de septiembre y con ello el comienzo de un nuevo año escolar. Para los docentes, el 31 de agosto es como nuestra Nochevieja ya que nuestro trabajo y, a menudo, nuestra vida se rige por el año académico y no por el año natural.

Con septiembre llega la “vuelta al cole” para todos: niños y niñas, docentes y familias. Pero según nos marca el calendario, a septiembre le precede el mes de agosto. Agosto siempre ha sido considerado un mes de vacaciones en el que debemos aprovechar para descansar, recargar las pilas y organizar el curso escolar (o año escolar) de nuestros hij@s.

A la espera de saber quién será el maestro/a del próximo curso y si los compañeros/as de clase serán los mismos, la organización del nuevo curso escolar implica la compra de demasiados libros de texto, un sinfín de material escolar, ropa o uniformes nuevos y el tema estrella, la elección de las actividades extraescolares.

Entonces, si tenemos que consensuar una serie de actividades extraescolares nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Qué es lo mejor para nuestros hij@s? Desgraciadamente no puedo dar respuesta a esta pregunta pero lo que sí tengo claro es que todo es importante y en su medida justa. Todos y cada uno de los aspectos como educación, formación, juego y relaciones sociales se trabajan tanto en el colegio como fuera de él. Así, docentes, padres y madres somos responsables de ello.

No voy a discutir que es importante ofrecerles la oportunidad y la ayuda para educarse y formarse pero debemos ser conscientes y consecuentes con su edad y con su grado de ocupación. De hecho, al principio de aprendizaje de por vida y a la competencia de aprender a aprender se le debería dar más importancia aún de la que tiene dentro de nuestro sistema educativo.

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre.”

Mahatma Gandhi

Error #1: Elegir las actividades por ell@s

Como buenos padres y madres nos vemos en la obligación de seleccionar una serie de actividades extraescolares para hacer de ellos/as personas de provecho. Este sería nuestro primer error si somos nosotros los que elegimos por ellos y no tenemos en cuenta lo que quieren y lo que les gusta. Algunos niños y niñas harán actividades en su colegio al mediodía o por la tarde. Y lo más probable es que pasen alguna hora de la tarde en la academia de inglés, en el conservatorio o en la cancha de fútbol.

Error #2: Tenerlos ocupad@s todo el tiempo

Por la razón que consideremos más oportuna, y no por ello la más acertada, pensamos que lo mejor para nuestros hij@s es tenerlos ocupados durante todo el día. Este sería nuestro segundo error. Sin embargo, somos nosotros los primeros en organizar nuestro propio tiempo para atender nuestras obligaciones, no saturarnos, hacer todo lo que nos agrada y poder descansar, ¿por qué no lo hacemos también con nuestros hij@s? 

A todos los adultos nos gustaría hacer aquellas cosas que nos llenan y nos satisfacen personalmente, ya sea dedicar horas al culto al cuerpo o al culto de la mente, por ejemplo correr, entrenar a un equipo, formarse a sí mismo o a otras personas, aprender un idioma o tocar un instrumento. Pero el día dura lo que dura, hay que saber gestionar el tiempo y hay que renunciar a ciertas cosas para poder hacer otras, por eso elegimos por prioridades. 

Error #3: Elegir demasiadas actividades

Por el bien de nuestros hij@s, debemos abordar con mucha seriedad el tema de las actividades extraescolares, valorando qué es lo mejor para ellos teniendo en cuenta su edad, su motivación y sus barreras y fortalezas en diferentes ámbitos. No caigamos en el error de saturar sus cabezas con demasiadas responsabilidades y robándoles su preciado tiempo para pasarlo con su familia y con sus amigos. Este sería el tercer error y el más perjudicial para los seres que más queremos.

Tenerlos ocupados tanto tiempo no favorece su desarrollo. Si saturamos  a nuestros hij@s con tantas actividades extraescolares corremos el riesgo de que pierdan la motivación, elemento imprescindible para cualquier aprendizaje. Esta motivación se pierde con facilidad delante de un libro o de una ficha. Por ejemplo, una niña de 7 años es capaz de estar concentrada de 12 a 35 minutos. No es obligatorio aprender matemáticas delante de una ficha. Podemos ir a comprar al supermercado u hornear unas magdalenas mientras realizamos un aprendizaje realmente significativo.

¿Qué debo tener en cuenta?

En nuestro sistema educativo, los niños y niñas en edad escolar (de 3 a 12 años de edad) pasan 6 horas diarias en el colegio a las que si sumamos quedarse al comedor escolar, los deberes o repaso de la lección en casa, más 1 hora de actividades extraescolares como mínimo, nos plantamos en una jornada laboral de un adulto. Se podría decir que durante estas 6-8 horas han tenido tiempo suficiente para su educación, formación, juego y relaciones sociales.

La educación y la formación es un derecho reflejado en el artículo 27 de la Constitución Española (1978). El juego es un derecho según la Convención de los derechos del niño (1989). Y las relaciones sociales son importantísimas para el crecimiento personal, cultural y moral. ¿Pero dónde está el tiempo para hacer lo que ellos quieren, para hacer cosas con su familia o simplemente para aburrirse? Que no os sorprenda la palabra “aburrimiento” ya que es un estado en el que se favorece la creatividad de las personas.

En consecuencia, debemos encontrar el equilibrio para su bienestar buscando ese punto medio entre lo académico, lo personal y lo social. Solo de este modo nos aseguraremos que nuestros hij@s consigan desarrollarse como personas completas y activas. No caigamos en el error de exigirles más de lo que pueden soportar, y mucho menos querer que sean lo que nosotros queremos que sean. Debemos guiarlos para que decidan ellos/as mismos.

Suscríbete a nuestro Boletín

y llévate Gratis las «10 Ideas para Conectar» con aquellos que están a tu alrededor.





En nuestro boletín newsletters avisamos a nuestros suscriptores de nuevos contenidos, cursos y eventos. Prometemos no ser pesados ni hacer spam. Además para suscribirte deberás re-confirmar tu suscripción mediante un enlace que te llegará al email facilitado. Gracias.