Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En innumerables ocasiones los pedagogos, educadores y diferentes profesionales que abarcan el campo de la educación han manifestado la importancia del cambio de roles, ya que para adquirir la habilidad de aprender de los demás es esencial trabajar dicha actividad, ya sea desde los hogares o desde las escuelas. Por lo tanto, aunque realmente están relacionados, hablemos de ello por separado: Hogar – Escuela.

1. El cambio de roles en el HOGAR. En diferentes situaciones los padres olvidan que sus hij@s aún son niñ@s y les exigen comportamientos y responsabilidades como si ya fueran adultos. Creemos que es muy positivo exigir este tipo de responsabilidades o comportamientos, pero debemos ir enseñándoles de forma progresiva. Por ello, os mostramos una serie de ejemplos donde se puede aplicar el cambio de roles para entrenar situaciones a las que los niños van a tener que enfrentarse en su futuro más cercano.

  • Una joven se ha independizado y durante los cuatro primeros meses todo va sobre ruedas ya que tiene un dinero ahorrado. Con sus ingresos tiene que hacer frente al alquiler, al pago de la luz y del agua, la compra semanal, la cuota mensual de Internet, la gasolina… Pero al terminarse ese dinero, la hija vuelve a casa diciendo que no llega a final de mes. ¿A quién le resulta este caso extraño? Considerando que esto sea consecuencia de falta de educación administrativa, desde casa se hubiera podido realizar un cambio de roles dándole la oportunidad de ser partícipe en el presupuesto familiar, dar mínimas responsabilidades económicas, diferenciar el concepto de necesidad y capricho, crear un colchón de seguridad, etc.
  • Hoy en día son pocos los adolescentes que tienen nociones básicas de cocina. Por la cultura y tipo de sociedad de nuestros padres y abuelos está implantada la norma de que la madre es la que cocina, aunque afortunadamente esto está cambiando. ¿Por qué no proponer un cambio de roles contínuo en este tema? Podemos dar a los niños responsabilidades individuales o grupales dentro de la cocina. Por ejemplo, cada miembro de la familia debe desempeñar un rol: buscar la receta, comprar, cocinar y fregar. Esto se debe adquirir como un hábito, un hábito que da poder, donde el rol cambia cada semana. ¿Y qué aporta esto? Liberar de su obligación a la persona que cocina, valorar el trabajo realizado y aprender nociones básicas de cocina para su futuro.
  • Todos los años a mediados de mayo debemos realizar la declaración de la Renta, y lamentablemente, es un ejercicio anual que no se enseña en las escuelas, por lo que tenemos que pagarle a un gestor.  Cuando nuestros hij@s y alumn@s tienen nociones matemáticas consolidadas (sobre los 16 – 17 años) podríamos realizar un cambio de roles para que sean ellos los que realicen la declaración, adquiriendo beneficios como prescindir de un gestor, controlar ingresos y gastos, y aprender sobre los impuestos estatales.

Con estos tres ejemplos nos damos cuenta de que mediante situaciones cotidianas que vivimos sí o sí con nuestros hij@s, el cambio de roles dentro del hogar puede aportar diferentes beneficios y hacernos adquirir la capacidad de aprender de los demás dentro del entorno en que vivimos.

2. El cambio de roles en la ESCUELA. Al igual que en el hogar, también los docentes pueden aportar su granito de arena dentro del aula. Todos los que participamos en esta hermosa tarea de educar dentro de las escuelas somos conocedores de diversas tareas, actividades, juegos y experiencias que permiten a los alumn@s practicar y adquirir el cambio de roles, como dejar que los alumn@s sean maestros por un día. Al igual que en el primer punto, mostramos una serie de ejemplos donde se puede aplicar.

  • En los trabajos cooperativos en grupo cada miembro tiene una responsabilidad o rol: recopilar información, redactar, diseñar, exponer, etc. ¿Por qué es importante el cambio de rol dentro de los grupos? Porque al finalizar el trabajo se evalúa qué tarea es la que más domina cada alumno, haciendo apreciar a cada miembro la ayuda que se prestan unos a otros para obtener un resultado que beneficia al mismo grupo. Tenemos como ejemplo a Henry Ford, fundador de Ford Motor Company.Y es por ello, que como docentes tenemos que aprovecharnos de este abanico de posibilidades en diferentes actividades dentro del aula.
  • El cambio de roles también se puede aplicar en las diferentes responsabilidades que les damos a los alumn@s dentro del aula para que la clase funcione como un verdadero equipo de remo: responsables de reciclaje, orden, asistencia, informática, etc. No hace falta tener un listado con rutina y responsable, si no que el cambio de roles se tiene que adecuar a las características y necesidades del grupo. Por ejemplo, podemos pedirle a una alumna muy desordenada que esta semana nos ayude a mantener el aula ordenada cuando acabamos la jornada. O que a un alumno con baja autoestima se le pida que se encargue de repasar en voz alta los contenidos del día anterior. La finalidad es valorar la importancia de las rutinas dentro del aula.

La idea es que al mismo tiempo que trabajamos diferentes contenidos dentro del aula podamos apoyarnos con el cambio de roles, y al igual que en el hogar, aprender a valorar, a ser empáticos y favorece las relaciones con los demás.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.